logo
 

Consejos de Seguridad con las parrillas de gas

Menu Blog
  • 06 Jul 2021
  • 677
Consejos de Seguridad con las parrillas de gas

Llega el verano y con él, las ganas de disfrutar una buena parrillada en familia o con amigos. Entre las medidas de seguridad, además de la sana distancia y reducir el numero de invitados, también es importante considerar las claves para utilizar bien la parrilla. 

Las parrillas de gas brindan diversión y son seguras cuando se usan apropiadamente. Sin embargo, pueden causar graves accidentes si no se siguen unas simples medidas de seguridad.

Cómo funciona una parrilla de gas 

 

Trabaja por medio del gas natural: butano o propano, similar a las estufas para cocinar o de climatización externa en bares, hoteles y restaurantes.

Este combustible es transportado por medio de una manguera hacia el equipo calentando las rejillas, en donde se cocinan los alimentos de manera uniforme. En ella, consigues bajar o subir la temperatura sin problemas mediante las perillas incorporadas en el equipo.

A diferencia de la parrilla tradicional, la de gas no necesita del avivamiento de llamas constantemente a través del carbón o la leña para funcionar, así como de la colocación de los líquidos de ignición en el asado; esto explica por qué solo alguien con conocimiento previo debería utilizarla.

consejos-seguridad-parrillas-de-gas

 

Garantiza la diversión con los siguientes consejos de seguridad

 

Lee siempre el manual del usuario de su parrilla, antes de usarla.

NUNCA operes la parrilla dentro de la casa o en una cochera cerrada.

Abre siempre la tapa de la parrilla antes de encenderla.

Mantén la cabeza lejos del quemador de la parrilla, cuando la esté encendiendo.

Enciende el gas inmediatamente después de darle salida: nunca permitas que el gas no encendido fluya por un periodo de tiempo largo.

NUNCA guardes cilindros extra de gas bajo la parrilla, porque pueden recalentarse y liberar gas.

Nunca almacenes cilindros extra dentro de tu casa o cochera.

Cuando transportes cilindros, cerciórate siempre de que estén asegurados, de modo que no se muevan durante el transporte. Cuando sea posible, transpórtalos en un vehículo abierto, como una camioneta.

Revisa siempre la conexión entre la manguera y el cilindro, para asegurarte de que no haya fugas.

Cierra siempre bien la válvula de salida del cilindro cuando no estés usando la parrilla.

Cuando los cilindros de gas no estén pegados de la parrilla, instala un tapón en la válvula de salida del tanque, en caso de que la válvula se abra accidentalmente.

Sólo permite que un técnico calificado preste mantenimiento a la parrilla.

NUNCA permitaa que los niños manejen la parrilla.

Mantén un extinguidor A:B:C disponible para casos de emergencia.

 

¿Listo para disfrutar de una gran tarde entre amigos? Tenemos todo lo que necesitas para la correcta instalación de tu parrilla. ¡Da click aquí y no dudes en contactarnos!

Dejanos tu opinion
comentarios (0)