logo

¿No es azul? Qué pasa si la flama de tu estufa es de otro color

Menu Blog
  • 11 Oct 2021
  • 1,692
¿No es azul? Qué pasa si la flama de tu estufa es de otro color

Si notas que las flamas de tu estufa son de otro color que no sea azul, significa que debes poner atención, ya que no está realizando la combustión adecuada, por lo que tendrás que solucionar este problema.

La llama que percibimos al encender una estufa es una manifestación de energía en forma de calor, fruto de quemar un combustible, generalmente a base de carbono. Sin embargo, también se forman gases invisibles a causa de la combustión. En el mejor de los casos se producen bióxido de carbono y vapor de agua, conocido como combustión completa, y que podemos identificar por una llama azul.

En PYPESA, te explicaremos qué sucede cuando la fama de tu estufa al encenderla es de otro color, y cómo es recomendable que sea azul. Asimismo, todo lo que necesites en piezas de conexión de gas, está disponible en nuestro sitio web, solo da clic aquí y contáctanos.

Flama amarilla

La flama amarilla se da cuando la combustión es incompleta, es decir, cuando se forma monóxido de carbono, en menor o mayor cantidad. Su aspecto es como el de la llama de una vela.

Para que haya una combustión completa debería haber una proporción exacta de combustible y oxígeno, pero en la práctica eso no es posible totalmente, porque no siempre dispone de la cantidad necesaria para la combustión que desencadena la producción de monóxido de carbono en lugar de dióxido de carbono.

¿Cuál es el verdadero problema?

Nada más y nada menos que el monóxido de carbono aún en pequeñas cantidades es altamente tóxico, ya que envenena principalmente al adherirse estrechamente con la hemoglobina en la sangre, formando una sustancia llamada carboxihemoglobina, que remplaza el oxígeno y reduce la capacidad de la sangre al transportarlo.

El monóxido de carbono también puede envenenar al unirse a tejidos y células del cuerpo humano, al interferir con sus funciones normales.

Recomendaciones

Finalmente, como recomendación, si lo que deseas es que en tu estufa encienda una llama azul en lugar de una flama amarilla, debemos:

  • Realizar mantenimientos periódicos a los gasodomésticos.
  • Operarlos en lugares con buena ventilación.

De esta manera, minimizaremos el riesgo de la formación de monóxido de carbono y la acumulación de gases tóxicos en nuestro hogar, causantes quizá de tantos dolores de cabeza.

En PYPESA tenemos 60 años siendo la mejor conexión entre tu familia y tu seguridad. Comencemos a pensar en grande; contáctanos y consigue las mejores piezas para expandir tu negocio, solo tienes que dar clic aquí mismo.

Dejanos tu opinion
comentarios (0)